Saltar al contenido
Cachorros

La forma de alimentar a los perros correctamente

La forma de alimentar a los perros correctamente

Para que tu perro pueda gozar de una dieta sana, no sólo es importante la alimentación adecuada, sino también la forma en como los alimentas. Algunos perros reciben sólo una comida al día, mientras que otros son alimentados con pequeñas porciones varias veces al día.

El mercado ofrece distintas alternativas que nos facilitaran la tarea de elegir la dieta ideal  para nuestros amigos, inclusive podríamos encontrar opciones interesantes como la  comida light para perros que aunque parezca difícil de creer existe y nos resulta bastante útil cuando nuestros eternos cachorros sufren problemas de salud asociados al sobrepeso u obesidad canina.

En ese sentido, para garantizar el bienestar y cuidado de nuestros perros, podríamos seguir  las siguientes recomendaciones al alimentarlo. De esta manera las raciones de comida que le asignemos  no golpearan fuertemente su estómago.

¿Con qué frecuencia debo alimentar a los perros?

Al igual que en nosotros los humanos, existen mayores beneficioso en su dieta si nuestro perro come al menos dos o tres veces al día, en porciones moderadas que si le asignamos todas las porciones en una sola tanda.

Todos conocemos la sensación de saciedad e inercia después de una gran comida. Pues los perros no actúan diferentes con una gran cantidad de comida.

Por lo general, los perros adultos suelen recibir sólo una comida principal al día, que evidentemente para la salud física y el bienestar del animal esto significa una carga enorme.

Un ejemplo real lo tenemos en la dieta común de un mastín, la cantidad servida en una ración promedio al día corresponde a aproximadamente a un kilo de comida. Si ingiere esta ración de inmediato, sus órganos digestivos tendrán que procesar todo lo que ha ingerido (el kilo de comida) en poco tiempo. No sólo el estómago, sino todos los órganos digestivos, como los intestinos y los riñones, tienen que funcionar al máximo para metabolizar una ración diaria completa. Además, el suministro de energía también aumenta a su nivel máximo con una sola alimentación y luego se cae de nuevo.

En cambio, las ventajas de cambiar  a una rutina con varias comidas pequeñas en el tazón de fuente del perro son obvias: no sólo el sistema digestivo trabaja con mayor facilidad, ya que procesa pequeñas porciones de comida  sino que la cantidad de energía recibida es constante mejorando significativamente la salud y vitalidad del animal.

El efecto desayuno

Otro argumento a favor de alimentar a nuestros cachorros dos veces al día es que los intervalos de tiempo demasiados largos (mayor a las 20 horas)  entre comidas provocan una sensación de hambre y, por lo tanto, una falta de concentración y rendimiento.

Por ejemplo, el llamado “efecto desayuno” en los perros muestra que tiene sentido repartir la ración diaria en al menos dos porciones.

Un estudio demostró que los perros que recibían una alimentación distribuida en varias etapas del día, mañana y tarde; por ejemplo, antes de una prueba se desempeñaban mejor que los perros que se alimentaban de hambre sin desayuno, o sea, que recibían su porción de alimento una vez al día. Alimentando a nuestra mascota dos comidas al día, se garantiza un suministro equilibrado de su energía durante todo el día.

Además, varias comidas pequeñas al día previenen el riesgo de rotación del estómago. Especialmente con razas grandes como el Gran Danés o el Pastor Alemán, una sola comida grande, combinada con un esfuerzo físico posterior, favorece una rotación del estómago alrededor de su propio eje. Nadie quiere ver a su perro sufrir algo así, al menos no alguien que diga amar a su mascota.

Introducir rutinas diarias fijas

Lo ideal es que la alimentación se realice siempre a la misma hora del día. Así el perro sabe que no tiene que mendigar para conseguir comida. Debido a que la mendicidad es estrés mental para los perros, los dueños pueden evitar la excitación negativa y promover el equilibrio. Además, no sólo puede el tracto digestivo del perro adaptarse a las comidas, los perros son criaturas de hábito y el amor fija rutinas diarias.

Descanso después de la alimentación

Por último, se recomienda dar al perro unas horas de descanso después de la alimentación. Además, el agua dulce debe estar disponible gratuitamente: La mayoría bebe una o dos horas después de comer para reemplazar el agua perdida por la digestión.

La alimentación de tu mascota no es cosa de juegos, su salud y su bienestar dependen de ello. Asegúrate siempre de brindarle la mejor alimentación posible para que puedas asegurarle una vida larga y saludable.