Saltar al contenido
Cachorros

Cuidados del caballo en verano

cuidados del caballo en verano

El verano está aquí, y como es de esperarse muchas personas suelen aprovecharlo al máximo. Ropa cómoda, protector solar y una excelente vista al mar hacen que esta época de año sea estupenda para algunos o por lo menos para la mayoría de las personas. Sin embargo, no siempre resulta ser una estación típica para el disfrute, al menos no sin los cuidados necesarios.

El verano suele ser una de las épocas más duras del año para nuestras mascotas,  en este particular para aquellas de gran tamaño, como los caballos por ejemplo. Tomando en cuenta este punto, hemos recolectados algunos consejos muy interesantes sobre el cuidado de los caballos en verano.

refresacamiento del caballo

Consejos prácticos y fáciles para el cuidado de los caballos en verano

Las recomendaciones que te daremos a continuación son perfectas para ejemplares con un ritmo de trabajo o entrenamiento medio, aun así recomendamos sumar a estos cuidados algunos elementos como electrolitos, heno de calidad y otros productos que fácilmente puedes hallar en una tienda hípica.

Iniciamos con los consejos para cuidar de tu caballo durante las altas temperaturas del verano

Debemos ser conscientes que sol de verano es muy intenso con lo cual, mantener al caballo fresco o refrescado lo ayudara a evitar la deshidratación y la perdida excesiva de electrolitos.

El caballo disfruta refrescarse justo después del entrenamiento. Lavarlo o darle un baño con agua fría resulta ideal para cumplir con esa función  ¿Pero por qué siempre agua fría y corriente? Qué debe tener en cuenta y cómo reacciona el cuerpo del caballo y qué posibilidades hay de enfriarse.

En verano, una ducha fría libera al caballo de su sudor, asegura el perfecto funcionamiento del cuerpo del caballo y lo protege del sobrecalentamiento.

Recuerda que antes de lavar el caballo y enfriarlo después del entrenamiento, debes saber algunas cosas. Tanto si se trata de refrescar las piernas del caballo como de ducharlo entero: ten en cuenta que el frío puede hacer mucho más que refrescar.

Lavar y enfriar el caballo adecuadamente, evita el sobrecalentamiento

Los caballos se sobrecalientan hasta diez veces más rápido que los humanos. La proporción de masa muscular activa en los caballos es mayor que en los humanos y además cuentan con una superficie relativamente menor para liberar calor.

Sólo entre el 25 y el 30 por ciento del sudor del caballo puede generar frío por evaporación para poder así enfriar el cuerpo. Por lo tanto, un caballo suda mucho después del esfuerzo, ya que el calor se acumula en el cuerpo.

En verano el caballo produce hasta 30 litros de sudor. Lavar y enfriar el caballo en temperaturas calientes es un alivio para la mayoría de los ejemplares.

El caballo también respira con más fuerza en el calor, por lo que todos los caballos deben ser revisados por falta de agua y problemas de salud en verano. Las consecuencias del sobrecalentamiento pueden ser, por ejemplo, presión arterial baja, cólicos o incluso colapso circulatorio o peor aún insuficiencia renal.

Por lo tanto, en los días con mayor temperatura, el entrenamiento debe limitarse razonablemente y ajustarse a las horas más frescas de la jornada, como la madrugada o la noche.

La ducha fría debe iniciar desde las piernas hasta el cuerpo

cuidados del caballo en verano

Se recomienda que el baño con agua fría deba iniciar  siempre desde las patas del caballo, ya que son las más alejadas del corazón. La razón de esto se debe a que la sangre que circula por las piernas llegara al resto del cuerpo ofreciéndole una especie de aclimatación al animal. En ese sentido, se asegura que el enfriamiento más lento no causara un problema circulatorio repentino.

Luego se duchan los grupos musculares restantes. Aquí también empezando de nuevo de abajo hacia arriba y de adelante hacia atrás.

Promover la circulación sanguínea enfriando al caballo

Cuando el frío golpea la pierna del caballo, los vasos sanguíneos del caballo se contraen de nuevo. La sangre bombea más rápido a través de los vasos y los contaminantes no pueden asentarse. La dilatación vascular favorece la circulación sanguínea y acelera la eliminación de sustancias inflamatorias.

Sin embargo, no hay que exagerar con el enfriamiento. Si se lava demasiado tiempo y con agua demasiado fría, se pueden producir daños térmicos en el tejido. Cree que una temperatura del agua entre cuatro y diez grados es ideal. Sin embargo, el enfriamiento no debe durar más de cinco minutos.

¡Cuidado al enfriar y lavar el caballo!

El refrescamiento del animal debe hacerse a la ligera,  esto debe hacerse con precaucion para evitar afectar la buena salud de nuestro caballo.

Enfriar a un caballo demasiado rápido con agua helada después del entrenamiento puede provocar condiciones similares a las de un choque. Pueden ocurrir problemas circulatorios y los músculos también pueden tensarse.

También se pueden presentar problemas renales. Los riñones siempre están muy bien abastecidos de sangre. Si los vasos se contraen debido a la baja temperatura del agua, es posible que el órgano no reciba suficiente sangre. Esto lleva a que el caballo presente dolor y afecciones renales. Esta zona debe omitirse por el momento cuando se pulveriza directamente después de la carga. La esponja puede ser una alternativa.

Importante, no olvides el cuchillo de sudor

Después de la ducha de enfriamiento, el caballo es “cepillado” con un cuchillo sudorífico. Aquí se trabaja con la línea como cuando se limpia el caballo. Eso significa: Empieza con el cuchillo de sudar en la parte superior del cuello del caballo y tira con el golpe hacia atrás hacia los cuartos traseros.

Esto elimina el exceso de agua con los restos de sudor y polvo de la capa. El resto de la humedad provoca un enfriamiento por evaporación, que además reduce la temperatura del organismo.

Enfriamiento natural para el caballo: nadar y pisar el agua

caballos en verano

Cabalgar a través de un arroyo resulta divertido para la mayoría de los caballos. También es bueno para las piernas, ya que el entrenamiento en el agua mejora la movilidad de las articulaciones y los músculos. La natación no es sólo una recreación para los caballos, sino que se está convirtiendo cada vez más en una terapia para las lesiones.

Especialmente en caso de lesiones del sistema musculoesquelético, los caballos se benefician de la llamada hidroterapia. Al mismo tiempo, fortalece su sistema cardiovascular y promueve la formación de fibras musculares.

Un viaje en el agua puede ser una verdadera profilaxis para la salud del caballo.

Botas de agua, vendas de refrigeración y botas de refrigeración para caballos

Ahora hay muchas maneras diferentes de enfriar las patas del caballo. Al mismo tiempo, también es posible prevenir la inflamación durante el enfriamiento.

Las polainas de refrigeración, por ejemplo, enfrían las piernas del caballo y estimulan así la circulación sanguínea y la regeneración de las fibras musculares.

Hay botas de agua especiales para el casco del caballo. Debido a su material absorbente, estas campanas almacenan agua durante mucho tiempo y la liberan gradualmente al casco. Las botas de agua se utilizan principalmente para cascos muy secos.

Atar la pata del caballo puede ser útil si los productos sólo tardan más tiempo en desarrollar su efecto en la pata del caballo. Por ejemplo, hay productos que primero enfrían y luego tienen un efecto de calentamiento.

No se recomiendan los vendajes refrigerantes para el caballo directamente después de la aplicación de algunos geles refrigerantes sin restricciones. Los geles refrigerantes generalmente contienen ingredientes activos que se supone que producen un enfriamiento por evaporación, lo cual no es posible con una pierna vendada.

El período durante el cual un polaina de enfriamiento o venda de enfriamiento debe permanecer en la pata del caballo depende de cuánto tiempo mantenga la temperatura y de lo que el fabricante recomiende para su producto.

Otros aspectos que debes tomar en cuenta para la recuperación de tu caballo en verano

Existen geles y vendas que facilitación el trabajo de refrescamiento del animal durante los días calurosos, así mismo el baño con shampoo para caballo resulta estupendo para garantizar no solo el aseo de caballo sino que también esa agradable sensación de frescura tan necesaria en los días de mucho calor.