Saltar al contenido
Cachorros

Cachorros de Shar Pei Chino

cachorros de shar pei chino

El Shar Pei o Shar Pei Chino, es una raza de perro de compañía originaria de China.

Es un excelente perro guardián, cariñoso, prudente y misterioso, que no pasa desapercibido por su piel llena de arrugas.

Hoy día, gracias a la publicidad y a su original apariencia, el Shar Pei ha conseguido muchísimos seguidores en el mundo entero.

Origen / Historia del Shar Pei

La procedencia del Shar Pei (Shar Pei Chino) la encontramos en China, en la provincia de Tung, en el siglo II a.C. durante el reinado de la dinastía Han.

Todo nos hace pensar que su linaje comienza con cruces entre razas como el dogo del Tíbet (mastín tibetano) y el chow chow, ya que el Shar Pei mantiene rasgos de carácter y aspecto muy similares a estas dos razas.

Aunque hay una segunda versión que sitúa a sus ancestros en aquellos perros europeos llevados por los romanos durante su expansión hacia Asia Central en busca de nuevas rutas comerciales.

Estas rutas pudieron haber hecho llegar a China perros como el mastín del Pirineo, mastín napolitano, rottweiler y otras razas de combate con rasgos que aun podemos encontrar en el Shar Pei (orejas pequeñas y piel gruesa y abundante).

Es una pena que gran parte de los textos que nos podrían ayudar a documentar la autentica historia del Shar Pei fueron destruidos por orden del emperador Chin Shih en el año 225 a.C..

Lo que si podemos asegurar es que el Shar Pei es una de las razas más antiguas de China, ya que, en tumbas encontradas de esta época se han hallado figuras de arcilla que recuerdan a estos perros.

En un principio estos progenitores del Shar Pei eran utilizados por los campesinos para cuidar de sus rebaños y como perros de compañía.

Con el tiempo vieron el valor y fuerza que tenían, y empezaron a usarlos en la caza de jabalís y «eventos deportivos» compitiendo en peleas contra otros perros. Pero en esto último demostró no tener el suficiente instinto sanguinario y dejaron de usarlo.

A la llegada del comunismo en los años 40 los perros domésticos fueron prohibidos al ser considerados como un lujo en el que no había que malgastar recursos alimenticios.

Estos compañeros de los campesinos fueron abandonados en las calles para evitar las fuertes multas que imponía el régimen por su tenencia.

En el año 1947 la escasez de víveres por culpa de la guerra civil había llevado a China a una fuerte hambruna y fue decretado que los perros deberían servir de alimento a la población, llevando al Shar Pei y a otras razas a casi la extinción.

Por suerte, un grupo de aficionados se atrevieron en los años 60 a recuperar la raza.

Los primeros pasos que tomaron fue localizar los pocos ejemplares que sobrevivían en Hong Kong y la costa de Macao y crear un programa de cría para restablecer la raza.

Este grupo de amantes de los animales, liderados por Matgo Law, decidieron poner a salvo a los perros temiendo que algún día Hong Kong formara parte de China y los Shar Pei tuvieran el mismo final que sus progenitores.

Gracias a un artículo publicado en la revista «Dogs» sobre razas en extinción, el Shar Pei fue exportado a criadores europeos y americanos donde por fin encontró su salvación.

Hoy día el Shar Pei es considerado como unos de los perros de compañía más exóticos (en el año 1978 fue nombrado por el «Libro Guinness de los Récords» como el perro más raro del mundo) y esto ha hecho de él un animal muy popular en el mundo entero.

Características del Shar Pei

El Shar Pei es un perro fuerte, musculoso, de tamaño medio, aspecto compacto y constitución cuadrada.

La altura hasta la cruz en los machos está entre los 46 y 51 centímetros, con un peso que oscila entre 21 y 28 kilogramos; la medida de las hembras varía de 44 a 49 centímetros y pesan entre 18 y 22 kilogramos.

La cabeza del Shar Pei (Shar Pei Chino) es grande, redonda y ancha, bien proporcionada con el resto del cuerpo; las arrugas son la principal característica de esta raza, en especial las de la cabeza, mejillas y frente, que se prolongan hacia abajo configurando la papada; estos pliegues en la piel representan la longevidad en la simbología china y crean la forma de una «garra de dragón».

Sus orejas son muy pequeñas, gruesas, redondeadas en la punta y con forma triangular; su implantación es muy alta en el cráneo y se encuentran muy separadas entre sí; caídas hacia delante apuntando a los ojos y pegadas a la cabeza.

Los ojos son pequeños, de forma almendrada y color oscuro; su expresión natural de ceño fruncido es de un animal inteligente, profundo y mordaz.

El hocico es fuerte, redondeado y ancho, manteniendo el mismo tamaño y forma desde la raíz hasta la nariz (con aspecto teja).

La trufa (nariz) es grande y roma (un poco chata), de color negra preferiblemente; las ventanas nasales bien abiertas.

Otra de las características más importantes en un Shar Pei es su lengua.

Debe tener un color negro azulado con en los chow chows.

La cola es una de sus singularidades por su forma e implantación.

No es muy larga y de inserción alta, muy gruesa en la base, se afina progresivamente hasta llegar a la punta.

Suele formar un rizo apretado, aunque también puede ir sobre la espalda o cayendo hacia uno de los lados, pero en cualquiera de los casos, levantada y encorvada.

Su paso es ágil, elegante, libre y ligero, como si no pesara. Prefiere ir al trote con una velocidad constante.

Las arrugas son muy abundantes en los cachorros de Shar Pei, pero a medida que el perro crece estas van desapareciendo hasta sólo quedar en el cuello y cabeza, creándole esas arrugas faciales de «cara de abuela».

El nombre Shar Pei se cree que significa «perro de arena» o «piel de arena», esta es la mejor forma que hay para explicar el tacto áspero del pelo de esta mascota.

Liso, duro, erizado y corto (de 1 a 2,5 centímetros de largo).

El manto puede ser de cualquier color sólido (excepto el blanco), siendo los más habituales: azul, chocolate, crema, lila, negro, rojo (fuego), etc.

Dentro de la raza Shar Pei podemos encontrar dos líneas sanguíneas o variantes, el Shar Pei Americano y el Shar Pei Tradicional.

La diferencia entre ambos se encuentra en que este último es de un tamaño superior, más delgado y con las arrugas menos marcadas.

Existe una sub-raza del Shar Pei que permanece con el tamaño y aspecto de un cachorro, sin perder sus arrugas.

A esta variante se la ha llamado «Mini Pei» o «Minipei» (pesa unos 15 kilogramos y mide 35 centímetros de altura aproximadamente).

Esta sub-raza no está reconocida por la FCI (Federación Cinológica Internacional).

foto de cachorros de shar pei chino

Temperamento / Caracter del Shar Pei

El Shar Pei es un perro afectuoso, sereno, noble, fiel, inteligente y equilibrado.

Le gusta vivir con personas, llegando a ser muy cariñoso y protector de su familia.

Disfruta de los juegos, en especial con los niños; algo característico de su personalidad es su semejanza a un «gato», incluso a la hora de divertirse con sus juguetes lo hace a «zarpazos» como los felinos.

Su carácter natural es la herencia de varias generaciones de perros asiáticos criados para las peleas y la protección de la familia y del hogar.

Este temperamento le hace ser muy reservado con los extraños y situarse siempre entre ellos y sus seres queridos cuando ven algún tipo de peligro.

Es un excelente perro guardián siempre atento al más suave de los sonidos, preparado para hacer frente a cualquier tipo de amenaza.

Es raro que un Shar Pei muerda si no se encuentra que una situación extrema (para proteger a personas o por ser maltratado).

Es cierto que se han dado casos en que el Shar Pei ha mostrado agresividad cuando alguien le ha estirado de los bigotes o le han tocado las orejas por dentro.

Su independencia y testarudez hace que su adiestramiento sea algo para personas y propietarios con cierta experiencia en este campo.

Se necesita mucho tiempo y paciencia para enseñarle a un Shar Pei a comportarse de forma correcta en cualquier circunstancia.

Sus instintos de perro de pelea se encuentran en él en estado latente y por ello deberemos cuidar mucho la forma de adiestrarlo; nunca deberemos usar la violencia y los gritos para este cometido o nuestra mascota empezará a sentirse insegura y a mostrarse agresiva, es preferible la serenidad, el temple, el cariño y unas «golosinas» como regalo por su buen trabajo.

El Shar Pei se encuentra en el puesto 51 del estudio publicado por el profesor de psicología Stanley Coren sobre la inteligencia canina.

En su época juvenil es un perro inquieto y revoltoso que suele hacer grandes destrozos en nuestros enseres del hogar, especialmente en aquellos que son madera.

Deberemos acostumbrarlo a canalizar su energía con juguetes y mordedores para no arrepentirnos de tener un Shar Pei.

Al llegar a la edad adulta este carácter bullicioso y nervioso se transforma en tranquilidad y sedentarismo; en este momento el dueño deberá sacarlo a pasear dos o tres veces al día para cuidar de su salud física (la inmovilidad le puede llevar a la obesidad) y psicológica al aportarle disciplina y un hábito de ejercicio.

El Shar Pei es un perro muy jerárquico que necesita una temprana socialización para tener una buena convivencia con otros animales.

Suele intentar imponer su voluntad (en especial si es un macho) cuando se encuentra con otros perros.

Una adaptación desde cachorro a coexistir no sólo con las otras mascotas del hogar, sino con cualquier otro animal, será fundamental para poder pasear de forma tranquila con nuestro Shar Pei.

Otro aspecto a tener en cuenta es su instinto de cazador.

Durante muchos años fueron utilizados en la caza de grandes presas gracias a su buena vista y paciencia para acechar.

Hoy día, aunque se ha convertido en un perro de compañía, estas dotes para la caza siguen estando en él y pasar un día de campo para que pueda correr y rastrear recordando otra época nuestro Shar Pei lo agradecerá.

Salud del Perro Shar Pei

La raza Shar Pei es fuerte y sana, no suele enfermar en exceso.

Tiene un promedio de vida de 10 a 12 años.

A pesar de la creencia de que las arrugas son el principal problema del Shar Pei causándole muchas enfermedades dérmicas, es no es totalmente cierto, el Shar Pei tiene los mismos problemas de piel que cualquier otra raza, siempre y cuando mantenga una buena higiene corporal.

Esta raza de perro, al igual que cualquier otra, puede padecer varias afecciones.

Las más comunes son:

Displasia de la cadera (DC)
Displasia del codo
Ectropión
Elongación del paladar blando
Entropión
Erupción del Shar Pei (síndrome del Shar Pei)
Estrechamiento de las fosas nasales
Fiebre del Shar Pei
Infección óptica Inmunodeficiencia
Labio apretado
Mucinosis folicular (alopecia mucinosa)
Otitis
Problemas de la piel
Prolapso rectal (mal de Addison)
Sarna demodécica
Síndrome del corvejón hinchado
Úlceras en el ojo

Cuidados del Shar Pei

El Shar Pei no es un perro que requiera muchos cuidados.

Se adapta a vivir en cualquier entorno, incluso en una vivienda pequeña, siempre y cuando se le saque a pasear varias veces al día para hacer ejercicio.

Debemos cepillarlo una o dos veces por semana para mantenerle el pelaje limpio y lustroso.

No es conveniente bañarlo más de dos veces al año, ya que su piel segrega una grasa muy útil para evitar los parásitos y pequeños bichos; debemos usar un champú para mascotas con un pH neutro (esta grasa tarda mucho tiempo en ser recuperada).

Si es recomendable limpiarle a menudo y sobre todo después de un largo paseo los pliegues de su piel para evitar que el sudor le produzca irritaciones cutáneas; también es conveniente asearle los ojos y oídos con una toallita húmeda.

La mejor forma de preocuparnos por la salud y el buen crecimiento de nuestro Shar Pei es tenerle una alimentación equilibrada, elaborada con productos de primera calidad y mantenerle una rutina con los horarios de comidas.

No tolera las proteínas animales en demasía, suelen perjudicarle su sistema digestivo y provocarle alergias.

Su dieta deberemos elaborarla con estos ingredientes: carne e hígado de ave, huevo, cereales (arroz, avena, cebada, maíz y/o trigo), remolacha, tapioca, tomate, aceite de pescado, aceite vegetal (borraja, copra o soja), sales minerales y vitaminas (estas últimas bajo el control de nuestro veterinario).

La cantidad diaria de alimento es recomendable repartirla en dos o más raciones. Debemos tenerle siempre agua limpia y fresca a su disposición.

El Shar Pei no soporta el frío, pero siente gran placer tumbándose a tomar el sol.

Suele salivar y por lo tanto deberemos prepararnos para una limpieza continua de nuestro hogar.

Otro de sus problemas son los ronquidos, es normal que los ejemplares adultos de Shar Pei ronquen si sufren «estrechamiento de las fosas nasales».

Otros nombres del Perro Shar Pei

El Shar Pei o Shar Pei Chino, es conocido en otros países como:
Alemania: Shar-Pei (hund)
Bielorrusia: Шарпей
Bulgaria: Шар пей, китайско бойно куче
Eslovaquia: Šar pej
Finlandia: Shar pei (koira)
Francia: Shar-Pei (chien)
Georgia: შარპეი
Holanda: Shar-pei (hond)
Hungría: Shar pei (kutya), Kínai harcikutya
Indonesia: Sharpei
Inglaterra: Shar Pei (dog), Chinese Shar Pei, Chinese Fighting Dog
Italia: Shar Pei (cane)
Lituania: Šarpėjus
Noruega: Shar pei (hund), Kinesisk kamphund
Polonia: Chinese shar-pei (pies, psów), Shar Pei, Chinese fighting dog
Portugal: Shar-pei (cão)
República de Letonia: Šarpejs
República de Macedonia: Шар-пеј
República de Serbia: Шар пеј
Rusia: Шарпей (собака)
Suecia: Shar pei (hundras)
Tailandia: ชา ผี
Turquía: Çin Shar Pei, Çin dövüş köpeği, Shar-Pei, şar pey
Ucrania: Шарпей (собака)
Vietnam: Chó Sa Bì

También te puede interesar más razas de: Cachorros
Cachorros de Shar Pei Chino
4.5 (90%) 2 votes

  • Cómo educar a un cachorro
    El programa definitivo que te guiará paso a paso en la educación de tu cachorro con resultados garantizados.
  • Sé perfectamente cómo te sientes porque yo gasté mucho dinero en manuales, cursos, guías, etc., y además en muchos casos la información parecía contradecirse, por este motivo decidí crear este programa definitivo, condensando todo aquello que realmente funciona. No tendrás que volver a pagar ningún otro manual, ni pagar por servicios: no los vas a necesitar.