Saltar al contenido
Cachorros

Cachorros de San Hunberto

cachorros de san hunberto

El Perro de San Huberto, Sabueso de San Huberto o Bloodhound, es una raza canina originaria de la región de las Ardenas, Bélgica.

Esta raza es considerada como «el mejor perro rastreador del mundo» y «padre» de innumerables razas de sabuesos.

Su agudo olfato le ha llevado a ser distinguido en la policía, bomberos, protección civil, ejército… por sus trabajos de rastreo localizado a personas desaparecidas o sepultadas en catástrofes.

Historia / Origen del Perro de San Huberto

Se cree que el perro de San Huberto tiene su origen en el Oriente Medio y que fueron los caballeros cruzados quienes lo introdujeron en Europa.

Otras fuentes sitúan a sus predecesores en los pueblos celtas y galos.

Realmente su procedencia es desconocida, pero si nos podemos hacer una idea de su antigüedad en el continente europeo al saber que ya los griegos llamaban a este noble perro con el nombre de «Segusium».

Tradicionalmente se considera a Huberto de Lieja (hijo mayor del duque de Aquitania) como creador de esta raza.

Huberto era un joven noble merovingio que pasaba el tiempo disfrutando de su pasión, la caza.

Cuenta la leyenda que Huberto abandono su placida vida de noble y se hizo monje, cuando un Viernes Santo se hallaba persiguiendo con una jauría de perros de color negro y fuego a un hermoso ciervo y en el momento que se disponía a dispararle éste se volvió y dejó ver en su cornamenta la imagen de Jesucristo crucificado entre rayos dorados.

En ese momento escuchó: «Huberto, irás al infierno si no vuelves al Señor y llevas una vida santa».

Al oír esto, Huberto se postró y preguntó: «Señor, ¿dime qué quieres que haga?», a lo que le respondió: «Ve junto al obispo Lamberto en Mastrique (Maastricht), él te dirá lo que tienes que hacer».

Desde este momento Huberto se dedico a ayudar al necesitado y al estudio de los Escritos Sagrados, llegando a ser quién llevase la administración de la diócesis de Mastrique-Tongeren hasta que fue nombrado obispo por el Papa tras el asesinato de San Lamberto.

Pero su amor a sus perros seguía y su tiempo de esparcimiento era para mejorar la raza y regalar sus mejores ejemplares a familiares y amigos.

Varios de estos ejemplares siempre estaban en el monasterio y eran utilizados por su gran olfato para encontrar a los peregrinos perdidos en los bosques cercanos.

Tras su muerte en Tervuren, Brabante (año 727), sus restos fueron trasladados a la abadía de Andain (Ardenas), situada en la actual población de San Huberto donde anualmente hay una peregrinación para rezar ante su sepulcro.

Huberto fue elevado a Santo Católico, nombrado patrón de cazadores, matemáticos, metalúrgicos y ópticos y protector contra la rabia.

En el siglo XI, estos perros ya habitaban en casi todo el continente europeo.

El rey Guillermo I de Inglaterra (Guillermo el Conquistador) en uno de sus primeros viajes al continente tras ser coronado (año 1066), obtuvo varios ejemplares que llevo a Inglaterra.

Estos perros fueron cruzados con otros, entre los que se encontraba el mastiff (dogo inglés o mastín inglés).

Los descendientes de estos cruces fueron llamados Bloodhound, como referencia a su pureza de sangre.

Estos Bloodhound son los perros de San Huberto que conocemos hoy día.

La introducción en los Estados Unidos fue de la mano a la esclavitud.

Los terratenientes encontraron en el perro de San Huberto (Bloodhound) una excelente herramienta para la búsqueda y caza de esclavos fugitivos.

Hoy día el Bloodhound es un magnífico compañero para los que disfrutamos de largos paseos por el campo y la ciudad.

Características del Perro de San Huberto

La descripción del perro de San Huberto (Bloodhound) es la de un animal grande, compacto, ágil, fuerte; el más poderoso de los perros rastreadores y de caza.

Tiene una morfología cuadrada y armoniosa, dotada de buena musculatura y huesos fuertes y pesados.

Su apariencia y actitud es imponente, lleno de solemnidad e hidalguía.

Su altura hasta la cruz ronda los 63 a 68 centímetros en los machos y de 58 a 62 centímetros en las hembras.

El peso en los machos es de 40 a 50 kilogramos y en las hembras de 36 a 48 kilogramos.

El peso y tamaño deben ser equilibrados, estar en armonía.

Su cabeza es grande, alta, algo aplastada y larga en relación al resto del cuerpo, como dando una sensación de majestuosidad y nobleza; sobre la frente y mejillas su fina piel crea arrugas con grandes pliegues que se prolongan hasta el cuello donde le forman una abundante papada.

Las orejas son largas, delgadas y flexibles; muy suaves en su tacto al estar cubiertas de pelo fino muy corto que aparenta el terciopelo; su implantación es bastante baja, a nivel o por debajo de sus ojos; le caen a ambos lados de la cabeza de forma graciosa enroscadas como un tirabuzón.

Los ojos tienen un tamaño mediano, forma ovalada y color avellana o pardo oscuro, con mirada dulce, amable y melancólica.

Su hocico es tan largo como su cráneo, un poco arqueado y algo más ancho junto las fosas nasales.

La nariz (trufa) es de color castaño o negra, con ventanas nasales grandes y bien abiertas (perfectamente adaptadas para sus labores de rastreador).

La cola en el perro de San Huberto es larga y fuerte.

De implantación alta, gruesa en la base y afinándose lentamente hacia la punta.

Cuando el perro está en estado relajado le cae recta, sin formarle ninguna curva; en estado de acción la lleva en forma de sable, por encima del dorso.

Su movimiento es elástico, flexible, con un cierto balanceo y algo lento, pero suelto, cubriendo mucho más terreno que cualquier otro perro de caza.

Este andar tranquilo es parte importante de su personalidad fuerte y sensible que hace en él que pueda mantener el paso sin mostrar cansancio.

El pelaje en el perro de San Huberto (Bloodhound) es corto, denso, liso y muy duro, adaptado a resistir la dureza del campo y los cambios climáticos.

Hay tres tipos de colores de manto: negro y fuego (black and tan), hígado y fuego (liver and tan) y el rojizo (red) en sus distintas tonalidades.

En algunas federaciones caninas permiten en sus estándares manchas blancas en el pecho, patas y extremo de la cola.

La hembra de Bloodhound tiene entre 6 y 10 cachorros por camada, pero han llegado a registrase partos de hasta 17 cachorros.

foto de cachorros de san hunberto

Temperamento / Comportamiento del Perro de San Huberto

El perro de San Huberto (Bloodhound) es tenaz, gentil, equilibrado y decidido, pero también sensible y algo tímido.

Su relación con su dueño es de fidelidad y amor.

Es una mascota pacífica, amable y paciente que gusta de la compañía de la gente y que disfruta de los tranquilos juegos de los niños.

No es uno de los perros más inteligentes, pero su corazón llega donde su inteligencia no puede.

El profesor de psicología Stanley Coren coloca a esta raza en el puesto 74 de su estudio sobre inteligencia canina (investigación publicada en el libro «The intelligence of dogs», en español «La fabulosa inteligencia de los perros»).

Su temperamento obstinado y reservado hace que sea un poco complicado de entrenar, es mejor dejarle este cometido a un adiestrador de perros profesional.

Su fino olfato le ha merecido el título de «el mejor perro rastreador del planeta».

Es capaz de seguir un rastro durante 15 días gracias a los pliegues internos de sus fosas nasales que le dan una enorme sensibilidad olfativa.

Esta magnífica cualidad hace de él un excelente sabueso muy usado por los cuerpos de policía de todo el mundo en labores de rescate, rastreo y detectando drogas y explosivos.

Es un animal que se lleva bien con otras mascotas, si bien, puede llegar a ser vengativo y agresivo con otros perros si estos no se han comportado bien con él.

Es un aullador nato, su voz grave puede hacer que tu vecindario se manifieste en la puerta de tu casa.

Es preferible que un perro de este tamaño y temperamento viva en un espacio abierto, una casa de campo o vivienda con un amplio jardín puede ser su entorno perfecto.

Salud del Perro de San Huberto

El perro de San Huberto (Bloodhound) es un animal sano que no suele tener enfermedades congénitas o hereditarias graves.

Su promedio de vida es de 10 a 12 años. Los problemas más habituales en esta raza son los concernientes a los ojos:

Queratoconjuntivitis Seca (QCS):

Esta afección se produce cuando las glándulas lagrimales fabrican menos lágrimas de lo necesario para mantener el ojo hidratado.

En algunas ocasiones esta dolencia es confundida con la conjuntivitis bacteriana o inespecífica.

Este mal progresa a la opacidad corneal progresiva, llegando incluso a la ceguera si no es tratado correctamente.

Ectropión: Este trastorno es ocasionado cuando el borde del párpado se dobla hacia a fuera (en sentido opuesto a la superficie del ojo).

Como en la mayoría de perros grandes (chow chow, labrador retriever, mastín napolitano, pastor alemán, rottweiler, samoyedo, setter inglés…) es normal que pueda aparecer casos de displasia de cadera o codo y dilatación de estómago (torsión gástrica).

Cuidados del Perro de San Huberto

No es una mascota que requiera muchos cuidados.

Su pelaje corto sólo necesita un cepillado de vez en cuando para eliminar el pelo muerto y recupere su brillo.

Tenemos que limpiar de forma habitual los pliegues de su piel para prevenir las posibles irritaciones; y sus orejas donde es normal la suciedad y por tanto, las bacterias e infecciones.

No necesita hacer mucho ejercicio, pero debemos sacarlo una vez al día (como mínimo) a pasear para que mantenga su musculatura en perfecto estado.

Su gran tamaño hace que no sea un perro adecuado para un piso o vivienda pequeña, debemos procurarle un entorno amplio y vallado donde pueda correr a su gusto.

La alimentación del perro de San Huberto ha de ser equilibrada para sus necesidades de tamaño y actividad.

Estos son los ingredientes necesarios para elaborarle una comida casera: carne de ave o cerdo, cereales (arroz, maíz y/o trigo), verduras (judías, patata, remolacha y/o zanahoria), aceite vegetal y de pescado, sales minerales y vitaminas (si el veterinario las recomienda).

Nunca le debe faltar el agua fresca y limpia.

Uno de los inconvenientes de esta raza es su exceso de babas.

Es capaz en una sacudida de cabeza de llenar toda la casa y objetos de saliva.

Perros de San Huberto famosos

El perro de San Huberto ha sido muchas veces utilizado como modelo para representar a personajes de animación.

Tal vez el más conocido sea Pluto.

Este personaje de la factoría Disney suele ser la mascota de Goofy (Tribilín), aunque en ocasiones lo hemos podido ver acompañando al Pato Donald o Mickey Mouse.

Hay otros personajes como: César (Trusty en la versión original y Triste en España) en «La Dama y el Vagabundo», Napoleón en «Los Aristogatos (The Aristocats)», Toby en «Tod y Toby (The Fox and the Hound en inglés y El Zorro y el Sabueso en Hispanoamérica)», Bruno en «La Cenicienta» y «La Cenicienta 2» o Snuffles en «Tiro Loco McGraw (Quick Draw McGraw)» que han sido basados en el perro de San Huberto.

Hay otras películas como «La leyenda del indomable (Paul Newman)» o «Cadena perpetua (Tim Robbins y Morgan Freeman)» que se han visto formando parte de jaurías que rastreaban y perseguían a presos escapados de prisión.

Otros nombres del Perro de San Huberto

El Perro de San Huberto o Bloodhound es conocido en otros países como:
Alemania: Bloodhound (Hunderasse), Bluthund
Bulgaria: Блъдхаунд
Dinamarca: Blodhund
Finlandia: Vihikoira, Verikoira
Francia: Chien de Saint-Hubert, Bloodhound
Holanda: Bloedhond (hondenras)
Hungría: Angol véreb
Inglaterra: Bloodhound, St. Hubert Hound
Irlanda: Madra fola
Islandia: Blóðhundur, St. Hubertshundur
Italia: Chien de Saint Hubert, Bloodhound
Lituania: Bladhaundas, Švento Huberto skalikas
Noruega: Blodhund, Sankt Hubertshund
Polonia: Pies św Huberta
Portugal: Cão de Santo Humberto
Rumania: Bloodhound
Rusia: Бладхаунд
Suecia: Blodhund
Tailandia: บลัดฮาวด์
Turquía: Bloodhound
Ucrania: Бладгаунд (Бладхаунд)

También te puede interesar más razas de: Cachorros
Cachorros de San Hunberto
4.6 (92%) 5 votes

  • Cómo educar a un cachorro
    El programa definitivo que te guiará paso a paso en la educación de tu cachorro con resultados garantizados.
  • Sé perfectamente cómo te sientes porque yo gasté mucho dinero en manuales, cursos, guías, etc., y además en muchos casos la información parecía contradecirse, por este motivo decidí crear este programa definitivo, condensando todo aquello que realmente funciona. No tendrás que volver a pagar ningún otro manual, ni pagar por servicios: no los vas a necesitar.