Saltar al contenido
Cachorros

Cachorros de Alaskan Klee Kai

cachorros de Alaskan Klee Kai.

El Alaskan Klee Kai o simplemente Klee Kai, es una raza de perro faldero nativo de Estados Unidos.

Es un animal pequeño del tipo Spitz que fue creado buscando una miniatura del husky siberiano (siberian husky).

El resultando es una mascota muy vigorosa e inteligente con la morfología reducida de un perro nórdico.

Historia / Origen

El Alaskan Klee Kai surge en Wasilla (Alaska, Estados Unidos) como consecuencia de los cruces realizados entre malamute de Alaska (alaskan malamute), husky siberiano, perro esquimal americano (american eskimo) y schipperke a finales de la década de 1970 por Linda S. Spurlin y su familia.

Todo comienza cuando Linda descubre el precioso cachorro que ha nacido tras el apareamiento de un perro tipo husky y una hembra mestiza.

Su tamaño reducido es la única diferencia que muestra con un husky siberiano.

Desde este momento la familia Spurlin se propone desarrollar una raza de «perro de juguete», pero sin el inconveniente del «enanismo».

El trabajo fue realizado en privado hasta que en el año 1988 lo presentó en público con el nombre de «Klee Kai».

A ella se unieron otros criadores para ayudarla a refinar el aspecto y temperamento de esta nueva raza.

En 1995 su nombre es cambiado por motivos políticos a «Alaskan Klee Kai».

Este mismo año la raza es reconocida oficialmente por la ARBA (American Rare Breed Association) y el 1 de enero de 1997 por la UKC (United Kennel Club).

Características / Apariencia

El ojo inexperto diría que la descripción del Alaskan Klee Kai (Klee Kai) es la de un husky siberiano pequeño.

Pero la verdad es que ambas razas tienen sus propias singularidades: orejas, hocico, cola, postura…

Existen 3 variedades de Alaskan Klee Kai diferenciadas por tamaño:

Toy (Juguete): menores de 32 centímetros de altura hasta la cruz y un peso inferior a 4,1 kilogramos.

Miniatura: un mínimo de 32 centímetros de altura y un máximo de 38 centímetros; el peso de 4,5 a 7 kilogramos.

Standard (Estándar): su altura mínima es 38 centímetros y puede llegar a 42,5 centímetros; su peso varía entre los 7,1 y 11 kilogramos.

La cabeza es redonda, bastante amplia y estrecha hacia los ojos. Las orejas grandes y erectas. Sus ojos son de tamaño mediano y forma almendrada (ovalados); pueden tener cualquier color, incluso tener heterocromía (iris de diferentes colores).

Hocico pequeño.

La cola es mullida y suave. Su colocación es muy alta, algo que lo diferencia del husky siberiano.

Es llevada sobre la espalda formando una curva o rizo cuando se encuentra en estado de alerta o en movimiento y colgando si está en reposo.

Dentro del pelaje existen otras 2 variedades según su longitud: Estándar, formada por un manto medio a corto; y una segunda variedad de pelo largo.

Ambas están formadas por una capa interior de pelo corto y terso (muy agradable al tacto) y otra exterior de pelo más largo.

Esta doble capa de pelaje denso, grueso y liso, hace que tengan una excelente protección térmica ante el frío y el calor extremo y un buen aislante para la lluvia.

El Alaskan Klee Kai puede ser de varios colores y tener fuertes contrastes: blanco puro o diluido con otros tonos de blanco, blanco y negro, blanco y gris (cualquier tono) y, blanco y rojo (canela o castaño oscuro).

foto de cachorros de Klee Kai dog

Carácter / Temperamento

El Alaskan Klee Kai es un perro leal, amable y muy cariñoso con su dueño.

Es un animal inteligente, curioso y activo, una mezcla perfecta si buscas esa mascota con la que divertirte y pasar buenos ratos paseando y jugando en el parque. Se acomoda rápidamente a vivir en un apartamento.

Una peculiaridad de esta raza si la comparamos con el husky siberiano, es su desconfianza hacia los extraños.

Ante ellos se presenta distante y precavido, muy buenos rasgos para un perro guardián.

Es bastante posesivo y puede llegar a mostrarse muy gruñón si no se le hace todo el caso que él requiere.

Para evitar este comportamiento antisocial y de celos hacia otras personas, es conveniente socializarlo en «buenos modos» desde cachorro y tenerle un adiestramiento constante el resto de la vida.

Las actividades deportivas como el agility son una magnífica forma de disciplinarlo y al mismo tiempo de canalizar su exceso de energía.

Se lleva bien con los niños y busca su compañía para participar de sus juegos.

El Klee Kai no permite ser maltratado y por lo tanto deberemos vigilar a perro y niños para evitar posibles problemas; si no hay pellizcos, patadas o tirones de orejas o de rabo, nuestro Alaskan Klee Kai no mostrará su personalidad menos agradable y seguirá siendo ese perro de compañía maravilloso que todos queremos.

El trato con otros animales depende si se ha criado con ellos o no y de su tamaño.

El Alaskan Klee Kai mantiene su naturaleza de cazador de pequeñas presas y por ello es tentar a la suerte introducir otras mascotas de pequeño tamaño como conejos, pájaros, gatos… cuando menos lo esperemos los acechará y atacará.

Salud

El Alaskan Klee Kai es una raza muy saludable que por su corta vida no se le conoce demasiadas enfermedades comunes.

Podemos decir que en comparación con otros perros de similar tamaño (cavalier king Charles spaniel, pug, shiba inu, tejonero de Westfalia…), el Klee Kai está libre de lacras genéticas.

Su esperanza de vida está en torno a los 14 años.

Desde no hace mucho tiempo hay una gran preocupación entre veterinarios y criadores por el creciente número de cachorros muertos por hidrocefalia.

Otras afecciones pero con muy baja incidencia son los problemas cardíacos, enfermedad hepática, cataratas juveniles, rotulianos y de tiroides.

Cuidados

El Alaskan Klee Kai es un perro extremadamente limpio, sólo requiere ser cepillado 3 ó 4 veces por semana para mantenerle su pelaje sedoso y lustroso.

Muda 2 veces al año y en este periodo tiene por costumbre rozarse contra las vallas y alambradas para acelerar la desaparición del pelo muerto de su manto (en el tiempo de muda es conveniente cepillarlo diariamente).

No deberemos pelarlo nunca (excepto por razones médicas), ya que su pelo no es sólo su abrigo para el invierno, sino que también le ayuda a regular su temperatura corporal y protege su piel del sol.

El Alaskan Klee Kai como otras muchas razas no le gusta demasiado ser bañado, ni siquiera mojarse los pies.

Pero esto no es un problema dada su eficiente auto-limpieza diaria y sólo en raras ocasiones tendremos que darle un baño.

A diferencia de otras razas similares, el Klee Kai no tiene el típico «olor a perro» o «aliento de perro».

Una de las pocas cosas que esta raza no puede hacer por sí misma es el cuidado de sus uñas.

Es importante que les sean cortadas periódicamente.

Es un perro activo y con mucho vigor que se adapta perfectamente a vivir en un piso si se le saca diariamente hacer mucho ejercicio (paseos de una hora y media como mínimo), en caso contrario se convierte en un pequeño demonio que se dedicará hacer trastadas en casa para quemar su exceso de energía.

Su alimentación debe estar equilibrada a su edad y actividad.

No requieren las mismas calorías un cachorro que un adulto entrado en edad o una hembra en gestación.

Los ingredientes para elaborar una dieta casera son sencillos de encontrar: carne de ave y/o cerdo, huevo, cereales (maíz, cebada, trigo y/o arroz), remolacha, aceite de pescado, aceite vegetal (borraja, oliva o soja), sales minerales y vitaminas (bajo prescripción del veterinario).

Otros nombres

El Alaskan Klee Kai o Klee Kai, es conocido en otros países como:
Dinamarca: Alaskan Klee Kai (hunderace)
Finlandia: Alaskan Klee Kai (koira), Miniature Husky
Francia: Alaskan Klee Kai (race de chien)
Holanda: Alaskan Klee Kai (hondenras)
India: अलास्कन क्ली काई
Indonesia: Klee Kai Alaska (ras anjing), Klee Kai, AKK
Inglaterra: Alaskan Klee Kai (dog), Klee Kai, AKK
Japón: アラスカン・クリー・カイ
Malasia: Klee kai Alaska (baka anjing)
Noruega: Alaskan Klee Kai (hund)
Polonia: Alaskan klee kai (rasa psa, pies, psów)
Portugal: Alaskan Klee Kai (cão)
Rusia: Аляскинский кли-кай (собака)

También te puede interesar más razas de: Cachorros
Cachorros de Alaskan Klee Kai
5 (100%) 2 votes
  • Cómo educar a un cachorro
    El programa definitivo que te guiará paso a paso en la educación de tu cachorro con resultados garantizados.
  • Sé perfectamente cómo te sientes porque yo gasté mucho dinero en manuales, cursos, guías, etc., y además en muchos casos la información parecía contradecirse, por este motivo decidí crear este programa definitivo, condensando todo aquello que realmente funciona. No tendrás que volver a pagar ningún otro manual, ni pagar por servicios: no los vas a necesitar.